Como ahorrar en oro en pleno auge del metal como refugio para inversores

Compartir

El temor de los mercados por las consecuencias del coronavirus en la economía mundial hicieron que el oro volviera a ganar protagonismo.

Diez días atrás, el metal precioso tocó su valor máximo en siete años, por lo que la caída semanal de 3,7% anotada el viernes debe ser analizada en ese contexto.

En la última rueda, el oro experimentó su mayor caída diaria desde 2013. El precio del metal cedió a u$s 1.584,10 por onza, tras llegar a superar los u$s 1.600 en los días previos. Con el número de infectados aún en alza y sin vacunas confirmadas de manera oficial, es probable que continúe la aversión al riesgo adoptada por los inversores.

De hecho, el viernes también se conoció un dato clave de Wall Street: fue la peor performance en una semana desde la crisis de 2008.

Quienes quieran esperar a que pase el temblor financiero en un activo de refugio, el oro es una alternativa; para eso hay elegir cómo replicar su precio. Son varias las opciones, de hecho, pueden más o menos líquidas, ser un derivado o el propio lingote.

En Argentina sobran las consultas. «El interés en el oro no es de ahora, ya hace algún tiempo, desde que comenzó la incertidumbre a nivel mundial, antes del coronavirus, que veíamos demanda; mucho más en Argentina, donde recibíamos varias consultas», dijo José Bano, gerente de Research de InvertirOnline.com.

De todas formas, el experto aclaró que en el país «no hay mucho para hacer»; indicó que «lo más cercano para hacer es imperfecto», como un cedear de Barrick Gold que está relacionado al precio del commodity y también al dólar contado con liqui.

El Cedear de Barrick cotiza en torno a los $ 1660, con lo cual éste seria el importe mínimo a invertir. La otra opción local es el oro físico, comprar un lingote, pero los expertos advierten que no es tan líquido como otras inversiones. Además es necesario conseguir oro de máxima pureza y contar con un lugar para su almacenamiento.

En el mercado doméstico, Banco Ciudad es uno de los principales vendedores del metal precioso; ofrece tanto la posibilidad de compra como de guardado. «Estamos vendiendo a clientes, en un rango de hasta unos $ 200.000, en oro, por mes. Y ofrecemos además el servicio de guarda, que representa un costo muy inferior al de una caja de seguridad. La modalidad de compra es en la sucursal de Esmeralda, también se ofrece en La Plata, aunque hay preguntar por el stock», informaron desde la entidad.

Los especialistas coincidieron en que la manera más simple y eficaz de comprar oro es mediante el ETF, pero para eso es necesario tener una cuenta en el exterior. «En Estados Unidos son múltiples las opciones», dijo Bano, y como ejemplo citó el ETF GLD que es «directamente comprar lingotes de oro», ya que detrás tiene el oro físico como respaldo.

La ventaja de este ETF es que tiene menos costos de entrada y de salida, además de tener mucha liquidez. El ETF GLD cotiza en torno a los u$s 155, y se puede comprar de a uno. Otra opción es el índice de mineras, GDX, e incluso se pueden comprar acciones de mineras. «Para comprar un ETF es necesario tener una cuenta en el exterior.

La traba no son los u$s 155 afuera, sino tener la plata allá o abrir la cuenta. La mayoría de los brokers piden un mínimo de u$s 7500. Nosotros lo estamos por bajar a u$s 2500 porque lanzamos un nuevo producto», comentó el gerente de Research de InvertirOnline.com. En cuanto a la comisión de trade, es de 0,5%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *