¿Billetera mata default?

Guzman
Compartir

La economía Argentina está pasando por un momento de definiciones y básicamente todo se mueve en torno al acuerdo o no de la deuda externa.

En tal sentido en la última semana hemos tenido algunos hechos muy significativos cómo fue la extraña negociación que llevó adelante la provincia de Buenos Aires, en cabeza de su gobernador Axel Kicillof.

Como habíamos mencionado en esta columna en más de una oportunidad, no creíamos que la sangre llegara al río (pero estuvo cerca). El gobernador utilizó una estrategia muy agresiva contra los acreedores de la provincia.

Y obtuvo una respuesta lapidaria, al no conseguir ni siquiera el 50% de adhesión, para aceptar la postergación del pago a mayo de este año, por un bono que emitió el ex gobernador Daniel Scioli por U$D 250 millones. Recordemos que para llevar adelante este cambio de condiciones, se debería de tener una adhesión mínima del 75%.

Ante esa difícil situación y sin lograr el consenso necesario, solo quedaban dos caminos; o el default o el pago en efectivo y posteriormente la colocación de letras o bonos para poder compensar la salida de los fondos provinciales. Por suerte, el gobernador optó por esta segunda opción.

De esta manera la billetera le ganó al default (al menos por ahora). Mejoró de alguna manera el clima, para las negociaciones que está llevando adelante el ministro de economía Guzmán con los diferentes acreedores.

Sin lugar a dudas un default de la principal provincia del país, complicaría aún más las negociaciones elevando el riesgo país y por consiguiente las tasas que ya son exorbitantes.

En cuanto a la deuda externa, la Argentina está llevando adelante un proceso re perfilamiento con sus dos principales clases de acreedores. Uno institucional, como es el Fondo Monetario Internacional y otro los acreedores privados (y fondos de inversión) que son los poseedores de los bonos.

En tal sentido la vicepresidenta Cristina Fernández tuvo declaraciones polémicas en Cuba, solicitando un descuento al FMI por la deuda, aludiendo que los préstamos fueron otorgados sin un acuerdo nacional. Argumento de poca fuerza y seriedad al momento de llevar adelante una negociación.

Como todo proceso de renegociación es importante acordar con el principal deudor, en este caso del Fondo Monetario, en tal sentido el presidente Fernández llevó adelante una gira por Europa en la cual recogió varios apoyos.

Es importante valorarlos y actuar en consecuencia, en tal sentido, no queremos dejar de mencionar, que hay que prestar atención cómo se lleva adelante la política internacional con Venezuela, dado que los países del viejo mundo tienen una posición claramente en contra al régimen de Maduro.

Da la sensación en estos últimos días, que la relación Argentina-Venezuela, se está enfriando. Por último y como hemos mencionado, para llevar adelante una renegociación con el FMI es necesario presentar un plan económico a mediano plazo, el cual debe contemplar reformas estructurales necesarias para que el país comience a funcionar.

Por ahora la billetera pudo, pero en el futuro próximo si o si debemos negociar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *