Crisis en Vaca Muerta: Uocra y el plan para proteger a los trabajadores

Compartir

El sindicato propone que entre las operadoras y las contratistas se garantice un salario mínimo a los operarios que están en el yacimiento.

Pese a que hubo acuerdo por los despidos de Techint en el bloque Fortín de Piedra, la situación que viven los trabajadores de la construcción se encamina a ser una de las más complejas dentro del sector petrolero. Desde la Uocra intentan blindar a unos 3.500 trabajadores que están en obras dentro de los yacimientos.

La propuesta que llevarán a la reunión prevista para hoy en Buenos Aires es que las operadoras y contratistas garanticen un sueldo mínimo mientras dure la paralización de actividades por las medidas de aislamiento con las que se enfrenta la propagación del nuevo coranivurs, Covid-19. El interventor de la Uocra Neuquén, Victor Carcar, confirmó que las conversaciones fueron iniciadas con las distintas empresas y que están interviniendo desde el Ejecutivo provincial hasta el secretario general del sindicato, Gerardo Martínez, quien hoy encabezará las negociaciones.

El sector atraviesa una doble crisis. Por un lado la parálisis que provocaron las medidas de distanciamiento social aplicadas desde Nación y, por otro, el derrumbe del precio internacional del petróleo que golpea con fuerza desde hace un par de meses a toda la industria y en particular a Vaca Muerta.Las obras que están en marcha son pocas comparadas con lo que se vivió en otros momentos. Es por esto que buscan garantizar condiciones mínimas para evitar un panorama más complicado para el sector de la construcción.

Se trataría de haberes reducidos o mínimos que llevarían tranquilidad a los trabajadores en momentos donde los esfuerzos están concentrados en contener la pandemia sin salir de los hogares. Carcar confirmó que hubo un acuerdo con la división construcciones del grupo que dirige Paolo Rocca. La obra, en el área Fortín de Piedra, estaba próxima a finalizarse en los primeros días de abril. En total trabajaban unos 410 operarios, de los cuales 180 no eran de la zona.

Por las condiciones que tiene el yacimiento, donde hay servicio médico, alojamiento y comedores, hubo una propuesta para que un grupo continuara hasta terminar la obra, sin embargo no prosperó. Solo se mantuvo un plantel de 25 empleados y el resto acordó su desvinculación, según dijo el sindicalista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.