El caso Argentino y Americano no son tan distintos

Compartir

Desde un sinfín de medios nacionales se repite una y otra vez la lentitud que tuvo Donald Trump y otros gobiernos como el español, el italiano y el inglés en la toma de medidas sanitarias para combatir el coronavirus.

Esto fue evidente dado que en esos países, la vida habitual de la población no cambió en una primera instancia de la pandemia. A medida que los contagios aumentaban en los gobiernos como el de Estados Unidos no tomaban las medidas sanitarias con la suficiente rigidez  que recomendaba la organización mundial de la salud, solamente aplicaba medidas del control del tráfico aéreo, lo cual ocasionó que se aumentará la población infectada en forma exponencial. Hay que tener en cuenta que solo New York recibe al año 75 millones de turistas.   Luego de transcurrido y ya con la curva ascendiendo vertiginosamente, Trump empezó a transitar el camino de la cuarentena parciales y el aumento en la cantidad de testeos.  En los últimos días, desde estos países desarrollados se espera que la curva comience a aplanarse (esto, está sucediendo en Italia y España) y posiblemente en los próximos días suceda también en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Ahora bien, el mismo error que cometió la administración Trump en retrasar las medidas sanitarias, el Gobierno Nacional está en el mismo camino pero con las medidas económicas. Desde la primera cuarentena que finalizo en los primeros días de abril, desde distintas cámaras empresariales, sindicales e industriales, se solicitó al gobierno la instrumentación de medidas qué atenúen la tremenda crisis en el sector privado, pero no tuvieron eco.

La rapidez que tuvo la administración Fernández en medidas sanitarias, se contrasta con la lentitud, improvisación y falta de eficiencia en la instrumentación de medidas económicas. Posteriormente se extendió la cuarentena para el 14 de abril y hace unos días se extendió hasta el 26 del corriente pero estas medidas sanitarias siguen sin ser acompañadas por medidas económicas, que ya a esta altura es necesario implementar junto a un plan económico sustentable y acuerdo nacional.

De la misma manera que los países como Italia, España, Francia y Estados Unidos cuentan por decenas y centenas los muertos diarios, de la misma manera la Argentina contara diariamente con caídas y quiebras de empresas y pymes.

Cómo vemos la falta de medidas sanitarias en otros países, es increíble como el pueblo argentino, no encuentre o no vea los defectos propios en la falta de medidas económicas en nuestro país.

Según lo expresado por varios economistas ya esta altura la depresión económica es irreversible y la caída de empresas será un hecho, de la misma forma todas las medidas que se empiecen a tomar ahora tendrán repercusión lenta. Se observa graves errores en la instrumentación de las pocas  medidas establecidas, con marchas y contramarchas como fue el caso de los Repro para empresas de más de 100 empleado.

Por último, desde la AFIP se instrumento una ayuda para el pago de salarios (hasta 2 SMVM) para el mes de abril. Dicha ayuda reemplaza la ayuda de un SMVM y REPRO que establecia el decreto 332. Consultados a varios comercios y pymes patagónicas, esperan que dichas medidas sean posibles de implementar y que principalmente se les permita trabajar lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.