El Corona, los bonos y otros virus

Compartir

Economía mundial sufrió un duro traspié este lunes 9 de marzo, luego de la caída del precio del petróleo en un 20%.

Cabe recordar que si tomamos el historial de los últimos dos meses la caída del precio del petróleo es de más del 40%. Como siempre en economía las causas son múltiples, al igual que sus consecuencias. En una primera etapa podemos mencionar, que el petróleo es un insumo primordial para la economía global y sus movimientos tiene un efecto contagio más poderoso que el coronavirus.

La baja de su precio golpeó fuertemente a las bolsas del mundo produciendo lo denominado “lunes Negro”. La bolsa Argentina y sus papeles (casi como una característica nefasta) fueron de los más afectados y se desplomaron en promedio un 17%.

Uno de los papeles más golpeados, fue sin lugar a dudas, YPF llegando a valer poco más de 2 mil millones de dólares, una ganga comparando el precio que pago el Estado Nacional hace un par de años cuando se estatizo.

Al margen de la puja entre Rusia y Arabia Saudita (causa principal de la baja del precio del petróleo), también la economía global se ve afectada fuertemente por el coronavirus. En una primera etapa afectó a China, pero rápidamente ingreso a Europa, principalmente en Italia.

La velocidad de contagio es muy rápida y ya cruzo el Océano Atlántico llegando a la Argentina y en nuestra querida Patagonia. Es claro que el Gobierno Nacional tuvo una muy lenta reacción, como admitió el mismo Ministro del área Ginés González García.

Este tipo de enfermedades de rápido contagio producen un temor generalizado en la población y en términos económicos una clara contracción económica, dada la disminución de la tasa de consumo por parte de la población, por temor al contagio. Claramente de extenderse en el tiempo, esto puede terminar en una recesión global.

El economista Fausto Spotorno opino al respecto “El Coronavirus ataco a China, que es la segunda economía mundial. Es el principal consumidor y demandante de materias primas y principal proveedor de insumos industriales. Con la cuarentena se detendrá el flujo de materias primas y la actividad económica comenzara a frenarse”.

Amplio “La demanda de petróleo y de soja disminuirá y por lo tanto su precio. En este contexto los inversores buscan desasearse de activo de riesgo y los bonos argentinos son de altísimo RIESGO, de hecho somos los Reyes del Riesgo”, concluyo.

Volviendo a la baja del petróleo, estimamos que tendrá un impacto en los comodities agrarios produciendo una baja en los precios y consecuentemente una complicación más que deberá enfrentar la administración Fernández, en plena renegociación de deuda. La golpeada economía Argentina puede recibir otro duro golpe sí disminuye el valor de las oleaginosas (ver los valores en el mercado de Chicago), y esto puede producir medidas del gobierno tendiente a restringir aun más el acceso a los dólares.

Por último el presidente Fernández autorizó la apertura de las negociaciones por el reperfilamiento de parte de la deuda externa por más de 68000 Millones de dólares. Con un riesgo país por encima de los 2800 puntos, el contexto global en crisis, la renegociación Argentina entra en un mar de turbulento y con difícil pronóstico.

Todavía queda muy lejos la posibilidad de una reactivación en el mediano plazo.

Lic. Ignacio Somorrostro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *