El presidente Fernández hablo de la barrera sanitaria, y encendió la luz de alerta en varios diputados patagónicos

Compartir

Cada vez que se habla de la barrera sanitaria de demarca las zona ganaderas libre de aftoso sin vacunación, siempre genera temores y polémicas.

El ultimo corrimiento, integro a la zona del valle inferior, lo que permitió unificar el estado sanitario de toda la Patagonia.

La “barrera sanitaria patagónica” contemplada en el Plan de Erradicación de Fiebre Aftosa, aprobado por Resolución Nº 5/2001 del SENASA, “es una medida que lleva décadas, cuyos objetivos principales fueron erradicar la enfermedad del territorio nacional, así como también lograr el reconocimiento internacional de dicha situación, asumiendo que era un proceso que le demandaría años de trabajo y esfuerzo a nuestro país”.

Con ello, “se propuso mantener la condición de libre de fiebre aftosa sin vacunación en las regiones Patagonia Sur y el área comprendida entre el Río Negro (provincia de Río Negro), el paralelo 42º y la provincia del Neuquén; lograr la condición de país libre con vacunación; obtener la condición de país libre sin vacunación; y mantener en funcionamiento el sistema de prevención de reingreso de la enfermedad”.

En virtud de este Plan, «se ha logrado que el territorio de la República Argentina sea considerado libre de fiebre aftosa con reconocimiento de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), alcanzando dos estatus sanitarios diferentes: 1) comprendido al sur del Río Colorado, libre de aftosa sin vacunación; y 2) el resto del país, libre de aftosa con vacunación obligatoria”.

Esto, ha permitido a las provincias patagónicas la apertura de nuevos mercados extranjeros, derivados de su especial condición sanitaria, como ocurriera el año pasado cuando se concretó la primera exportación histórica de carne patagónica a Japón”

“Este posible ‘corrimiento’ en la barrera sanitaria patagónica (sin razones técnicas que lo justifiquen), no solo pondría en riesgo a la región libre de aftosa sin vacunación más extensa del país y reconocida internacionalmente, sino que perjudicaría la adquisición de nuevos mercados y el trabajo realizado por los productores patagónicos durante décadas”, añadió. Sin aduanas internas”.

Ante las declaraciones del Presidente Alberto Fernández a un medio Pampeano despertó la preocupación y los Diputado Gustavo Menna, junto con la Diputada Roxana Reyes y Lorena Matzen presentaron un proyecto de Declaración que solicita a la nación explicaciones, respecto a las declaraciones del Presidente, en su reciente visita a La Pampa, las cuales generaron gran preocupación en las entidades rurales de la Patagonia, en el marco del Plan de Erradicación de Fiebre Aftosa.

En el proyecto -presentado bajo el expediente 2787-D-2020-. solicita que “se brinden las explicaciones pertinentes a través de los organismos técnicos correspondientes”.

Acompañan en la propuesta también Los Diputados Ignacio Torres (Chubut), David Schlereth (Neuquén), Héctor Stefani (Tierra del Fuego), Lidia Ascarate (Tucumán), Ximena García (Santa Fe), Claudia Najul (Mendoza), Gerardo Cipolini (Chaco), Luis Petri (Mendoza), Jorge Vara (Corrientes), Diego Mestre (Córdoba) y Gonzalo del Cerro (Santa Fe).

Preocupación

La iniciativa legislativa recoge la preocupación expresada por las federaciones rurales de Santa Cruz, Chubut y Río Negro que, luego de las declaraciones de Fernández, se expresaron de manera conjunta en defensa del estatus sanitario, logrado como resultado de décadas de trabajo para mantener a la región patagónica libre de fiebre aftosa.

La situación se dio el viernes de la semana pasada, 5 de junio, en una conferencia de prensa transmitida en vivo.

Allí, un periodista del Diario de La Pampa relató a Alberto Fernández las circunstancias en las que su provincia ha reclamado por el corrimiento de la barrera sanitaria ubicada sobre el Río Colorado y los límites de Neuquén. El periodista argumentó que, a través de esta medida, a los frigoríficos pampeanos se les impide comercializar “millones de kilos anuales de carne”. Agregó en su pregunta que se ha constituido una especie de aduana interna, única en el país, y que el obstáculo trae aparejado un constante comercio ilegal. Así, le consultó al titular del Poder Ejecutivo si existe la “chance de que su gobierno pueda revisar esta situación”.

Por lo cual “a fin de evacuar la pregunta, el primer mandatario asumió el compromiso de convocar a la gobernadora de Río Negro con el objeto de revisar esta decisión que, si bien a su criterio sería una facultad de las provincias, de ninguna manera admitiría el establecimiento de fronteras internas”.

“La respuesta vertida por el Presidente de la Nación no solo resulta llamativa y confusa, sino que provocó alarma e incertidumbre entre los productores patagónicos de carnes”. De hecho, en el mencionado comunicado de los ruralistas, expresaron que “es probable que al señor Presidente le faltara información precisa y de allí fundara sus dudas; sin embargo, lo que nos preocupa es el silencio de los organismos técnicos (SENASA) y el propio Ministerio de Agricultura y Ganadería, que debieron a nuestro entender, brindar en forma pública las explicaciones que sustentan el doble estado sanitario”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.