Gutiérrez le pidió a Alberto Fernandez flexibilizar la cuarentena en Vaca Muerta

Compartir

Es la propuesta que le envió el gobernador de Neuquén al presidente para poder empezar a sumar actividad en los sectores petroleros.

El gobernador Omar Gutiérrez anunció esta semana nuevas actividades que se habilitarán en la provincia durante la tercera fase del aislamiento social obligatorio, pero tiene en carpeta la incorporación, para la nueva etapa, de otro sector, lo que demandará el visto bueno del gobierno nacional.

Se trata del permiso para que se pueda retomar la exploración y producción hidrocarburífera en los yacimientos de la Cuenca Neuquina y empezar a recuperar algo de fibra en la golpeada industria, que padece el efecto de la pandemia y la caída de los precios internacionales. El decreto de necesidad y urgencia 297 que estableció el aislamiento social obligatorio desde el 20 de marzo sólo incluyó entre las excepciones al transporte de petróleo, combustibles y GLP y estableció guardias mínimas para la operación y mantenimiento de los yacimientos y las refinerías.

Por ese motivo, todos los equipos de perforación y sets de fractura dejaron de operar a partir de esa fecha y no han podido retomar sus tareas 49 días después. El parate de la actividad, además, va de la mano con la crisis de consumo que generó la pandemia y se agrava con la caída de los precios internacionales del petróleo. La situación ya comprometió el pago de salarios y, en la actualidad, hay alrededor de 20.000 trabajadores del sector cobrando la mitad de sus haberes desde sus casas.

Si Gutiérrez recibe el visto bueno, deberá negociar luego hacia adentro con los intendentes de las ciudades petroleras. Es que tanto en Añelo como en Rincón de los Sauces, Cutral Co y Plaza Huincul rigen estrictas medidas de seguridad para impedir el ingreso y egreso de personas que no tengan domicilio en la localidad. Esto incluyó a trabajadores del sector, quienes deben garantizar la permanencia en la ciudad si son enviados a cumplir tareas a los yacimientos. Los jefes comunales tienen celosos retenes en los accesos a sus ciudades y tampoco permiten que trabajadores del sector puedan abastecerse en sus comercios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *