La caída del petróleo obliga a Pampetrol a posponer inversiones

Compartir

La Pampa | El derrumbe del precio del petróleo, con un pico histórico del 24 por ciento en el inicio de la semana, cifra que dejó por ejemplo al barril del Brent cerca de los mínimos 30 dólares, tiene un impacto muy fuerte en la industria y La Pampa no está ajena. La caída del crudo obligó a Pampetrol a posponer el inicio de fuertes inversiones previstas en lo inmediato.

El director de Pampetrol Hugo Pérez analizó que el desplome del valor del barril obedece principalmente a una “compulsa” de los productores más importantes, cuyo único íntegramente sudamericano es Venezuela.

Dijo que hay una “puja” entre Arabia Saudita y Rusia que apunta desde hace unos años a que no se desarrollen los emprendimientos incipientes no convencionales, como el caso de Vaca Muerta que se ve afectado.

Ejemplificó que el crecimiento que tuvo Estados Unidos, que pasó de ser muy importador, que incluso protagonizó guerras para conseguir crudo, a ser exportador gracias al no convencional hace que ocurran estos vaivenes con el valor del crudo.

Consideró que todo está relacionado a la oferta y la demanda, con epicentro en Rusia y Arabia Saudita, los países más productores que durante mucho tiempo tuvieron una estrategia en común y hoy esa estrategia parece no estar tan clara.

“Creo que este derrumbe del precio no obedece tanto a la pandemia del coronavirus, sino más bien a esta cuestión comercial”, dijo.

El funcionario aseguró que La Pampa “no está ajena” y que, incluso, Vaca Muerta “sufrirá muchísimo” esta situación. Si bien recordó que en los últimos tiempos bajó el costo de la explotación no convencional, aseguró que de todos modos se necesita sí o sí un barril de 50 dólares a un valor dólar más alto del que hoy se está pagando, estimando en poco más de treinta dólares. “Así las cosas, se hace inviable el proyecto Vaca Muerta”, lamentó.

La Pampa, que produce crudo convencional, está actuando con mucha cautela, observando los presupuestos anuales que trabajó a finales de 2019 con su socia Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR), con lo que conforman cuatro uniones transitorias de empresas. “En esas áreas en sociedad estamos produciendo alrededor de 1.400 m/3 de petróleo diario”, precisó.

“Teníamos planificado y habíamos presentado ante la subsecretaría de Hidrocarburos un ambicioso plan de inversiones, que incluía hacer unos 31 pozos en 2020”, añadió.

Cada pozo requiere entre diez y doce días de trabajo, con lo cual iban a estar perforando alrededor de diez meses, desde marzo a diciembre. Además tenían prevista la limpieza de más de doscientos pozos para su reactivación.

“Las nuestras son áreas marginales de la cuenca neuquina que necesitan inversiones porque si no las declinaciones naturales de esos yacimientos es muy alta al punto que pueden caer un 20 por ciento anual”, precisó.

Pérez, en una entrevista con Noticiero 3, confesó que con este precio del petróleo los presupuestos que habían proyectado en Pampetrol quedan “desvirtuados”. Adelantó que a fin de mes van a reunirse con el comité técnico operativo y, posteriormente, con el comité operativo de la UTE (Pampetrol-PCR) para a evaluar si podrán o no iniciar las perforaciones, que ya fueron pospuestas. “Todo esto se lo vamos a tener que explicar también a Hidrocarburos porque hemos asumido compromisos de desarrollo e inversión y queremos cumplirlos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *