La recaudación al ritmo de la pandemia

Compartir

Los ingresos públicos de Rio Negro tienen un correlato directo con la evolución de las medidas sanitarias para enfrentar la pandemia. Según el grado de actividad, es el grado en que aumenta o disminuye la recaudación.

Como todas las provincias Argentinas, la fuente principal de ingresos son los provenientes de la Nación, por medio de la coparticipación y regalías. Luego están los ingresos tributarios provinciales y otros  como los movimientos de capital o de deuda.

En este informe, hablaremos principalmente de los ingresos tributarios provinciales, para analizar su impacto y evolución durante la pandemia.

En esta fuente de ingresos, está compuesta, por los siguientes grupos de impuestos; Inmobiliarios, Automotor, Sellos, Ingresos Brutos y Otros.

Está claro, que los impuestos inmobiliario y automotor tienen un mayor impacto a comienzo de año, cuando muchos contribuyentes optan por el pago anual o bien la compra de vehículos postergada de fines del año anterior, por lo cual, lo que nos puede indicar estos tributos es la morosidad que está sucediendo a partir del momento que la crisis económica, que se agudizo por la cuarentena.

Pero claramente los impuestos que si tienen un correlato con la actividad comercial, son los de sellados e IIBB, dado que por un lado gravan los contratos y otra documentación; y por otro Ingresos Brutos (seguramente uno de los impuestos más distorsivos del mundo) que grava todas los ingresos que tiene el contribuyente, sin importar si el mismo genera una ganancia o una perdida.

Cuadro de ingresos tributarios provinciales

Si tenemos en cuenta la recaudación total (información oficial) y la comparamos con la acumulada a mayo de 2019 vemos que en términos totales aumento un 18%, pero a esto le tendríamos que restar el componente inflacionario, que dependiendo el valor que se tome (en torno al 40%), hace que la recaudación en términos de ingresos genuino, hayan disminuido.

El impuesto que más subió (34%) es el automotor y esto se entiende claramente por el gran incremento de valor que sufrieron los automóviles, principalmente por la devaluación del peso. Tengamos en cuenta que hoy en día, es difícil encontrar vehículos por debajo del millón de pesos.

Pero claramente, el impuesto que más representa la actividad comercial, en términos absolutos, es el querido, Ingresos Brutos y en este caso se ve claramente el impacto de la cuarentena. Si tomamos enero 2020, contra junio 2020, vemos que paso de $ 1270millones a $ 958millones, aproximadamente un 30% menos, sin tomar el efecto inflacionario que en este caso es menor, dado la política de control y congelamiento, de precios y tarifas respectivamente, llevada adelante por la administración Fernández.

Los Ingresos totales bajaron, de los casi $ 2.000 millones en enero a los 1.200 millones en junio, y sin lugar a dudas, encendieron (ya era hora) las alarmas en las cuentas provinciales, complicando el pago del medio aguinaldo de junio. Por esta razón, el Ejecutivo provincial, decidió, que para los sueldos altos, se abonarían en cuotas, evento que no sucedía desde hace años.

La situación es más crítica, si tenemos en cuenta que Rio Negro recibió la asistencia adicional del Gobierno Nacional por $ 3.000 millones, y además, con la anuencia del legislativo, se reperfilo los vencimientos de la deuda. Con todo esto, igualmente, no pudieron evitar el pago en cuotas del SAC y el default técnico (por el momento) por el pago de los intereses del bono del Plan Castello.

La reactivación económica, se hace inevitable, necesario y urgente, pero no descuidando el impacto sanitario, dado que lamentablemente, la provincia es la cuarta en cantidad de casos de contagios de COVID19, luego de Provincia de Buenos Aires, CABA y Chaco. La decisión que tiene que tomar la administración Carreras, es que si la situación mejora por medio de la activación económica, estimulando la producción y la actividad comercial o bien aumentando la cantidad de impuestos como lo están queriendo realizar desde la municipalidad de Viedma, donde buscan crear nuevos impuestos, como los de la compra por internet o la ecotasa al turismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *