MAMUU pierde 1 millon de pesos por mes

Compartir

Según una recopilación de Decretos y Resoluciones ministeriales que realizó LA CRUZADA y que surgen del Boletin Oficial del Gobierno de La Pampa, el total de subsidios directos a la planta de leche estatal durante el último año (noviembre 2019 a noviembre 2020) asciende a $12,200,000, es decir, aproximadamente 1 millon de pesos por mes. 

La fábrica fue lanzada a finales de 2018 por el entonces gobernador Carlos Verna y su ministro de la producción, Ricardo Moralejo.

El objetivo, según explicaban orgullosos los funcionarios en aquel entonces, seria lograr ser más eficientes que las empresas privadas, con la intención de pagar más caro el insumo primario (al tambo) y vender a mitad de precio de las primeras marcas en las góndolas de los supermercados. 

Para ello, estimaban procesar un total de 7.000 litros diarios “en una primer etapa”. Incluso en enero de este año, el presidente Alberto Fernandez había elogiado públicamente la empresa lechera estatal por su ejemplo de eficiencia al producir leche a menores costos que el mercado.

Los datos que le acercaron al presidente parecen haber ocultado esta serie de subsidios que se realizan casi todos los meses para que Mamuu siga funcionando. A menos de 2 años del inicio, la evolución del negocio no parece ir de acuerdo a lo planeado por los funcionarios. Hoy MAMUU solo logra producir la mitad de lo programado para la “primer etapa del proyecto”, es decir, actualmente se producen sólo 3500 litros diarios de leche (muy lejos de los 7.000 programados).

La Cruzada entrevistó al responsable de CERET, el Sr Juan Bello, quien manifestó que la planta cuenta con 9 empleados y que el precio de venta al público “sugerido” ronda los $51 pesos por litro de leche (en rigor, los comercios la venden entre $55 y $60), un precio aún bastante menor al de las primeras marcas (y similar al de las segundas marcas del mercado). 

Daiana, una consumidora de Mammu consultada por LA CRUZADA, nos confirmó los valores reales en la góndola y reconoció que ella la compra regularmente aprovechando los menores precios, pero aclaró que la calidad es inferior a la de las marcas tradicionales, ya que “se corta muy fácilmente”. 

Bello, el responsable de la planta de leche, agregó que los repetidos subsidios del gobierno provincial están destinados “a inversiones y no a gastos operativos”, eso aun cuando en el Boletín Oficial se lee “destinado a cubrir gastos de funcionamiento de la Planta Láctea Mamuu del CERET”. Los expertos en el mercado lácteo ya habían advertido al gobierno provincial que la escala mínima necesaria para hacer eficiente una planta procesadora de leche estaban muy por encima de los 7.000 litros diarios, y que con esas cantidades no podrían competir.

Aún así los funcionarios confiaron en su buena suerte y se lanzaron al ruedo. Hoy no solo que Mamuu no llega a producir ni la mitad de lo que se estimaba, sino que tampoco llegan a pagar los sueldos de las 9 personas que trabajan en la planta, costándole esta aventura a todos los pampeanos nada menos que 12 millones de pesos por año (eso siempre y cuando no haya otros subsidios o créditos que no conocemos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *