Neuquén no levanta cabeza: en septiembre se perdieron 13.500 puestos de trabajo

Compartir

El trabajo formal cayó alrededor del 11% en términos interanuales, el peor valor registrado al compararlo con las provincias de todo el país. A nivel nacional la pérdida de empleo pareciera que se estabilizó. En Río Negro, durante el mes bajo análisis, 2.500 personas quedaron fuera del sistema.

Días atrás el ministerio de Trabajo de la Nación, liderado por Claudio Moroni, dio a conocer las estadísticas oficiales de empleo del país para septiembre.

Pese a la progresiva apertura económica, los números siguen sin remontar y en nuestra región este contexto se hace sentir. Los datos de Neuquén continúan siendo preocupantes. En septiembre el sector privado despidió 13.500 trabajadores, teniendo en cuenta valores consignados en términos interanuales.

La mayor parte de estos despedidos corresponden principalmente al sector hidrocarburífero, y en menor medida al comercio y turismo. La estadística oficial da cuenta de que en septiembre 2019 existían en Neuquén 121.600 trabajadores registrados contra los 108.100 declarados para este mismo mes de 2020.

Lo preocupante de todo este escenario -independientemente de la menor oferta de trabajo- es que las estadísticas no tienen en cuenta al segmento informal (en negro) que son los más perjudicados en los momentos de crisis ya que carecen de todo tipo de resguardo legal. En Neuquén estiman que 1 de cada 3 trabajadores se encuentra en estas condiciones.

Los datos del ministerio de Trabajo consignan también una importante desaceleración de los despidos en la Provincia durante el tercer trimestre del año. Pese a ello, para encontrar los actuales niveles de ocupación laboral en la Provincia hay que remontarse a mayo de 2017 cuando las empresas declaraban levemente por debajo de los valores de septiembre 2020.

Los problemas que trae aparejado la crisis en el sector hidrocarburífero son sin duda uno de los factores que más impacta en el mercado laboral. Neuquén, al ser una Provincia que tiene una matriz económica muy poco diversificada, siente mucho más que otras este tipo de crisis que sufre el país. 

Y esto se observa claramente en el estudio nacional, que muestra a Neuquén como la peor posicionada en septiembre -en términos de pérdida relativa de puestos de trabajo- con una caída de empleo del 11% en términos interanuales.

Datos nacionales

En la comparación interanual, a nivel nacional, el total de personas asalariadas durante septiembre se contrajo un 2,9%, lo que refleja una pérdida de trabajo sobre unas 278.800 personas.

Esta caída se compone de retrocesos del 4,4% en el sector privado (266.100 menos) y del 4,6% en el trabajo en casas particulares (23.000 menos), mientras que el sector público presentó una variación positiva de 0,3%, índice que refleja la incorporación de 10.300 trabajadores.

Los números en Río Negro, si bien siguen siendo complicados, no son tan graves como los que muestra Neuquén. Así lo detalla el estudio elaborado por el Gobierno Nacional en el que se observa que la Provincia administrada por Arabela Carreras perdió durante septiembre -en términos interanuales- 2.500 puestos de trabajos formales.

Todo pareciera indicar que la Provincia encontró un piso, que tocó en julio de 2020 cuando las declaraciones juradas de las empresas señalaban la existencia de 96.000 trabajadores en el mercado laboral registrado.  

Los despidos en septiembre reflejaron una caída de trabajadores del 2,5% interanual un valor relativo mucho menor al 11% consignado por Neuquén.

La diversificación de su matriz productiva seguramente marcó esta diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *