Partió de Ushuaia un crucero con 120 turistas que llevan 31 días a bordo

Compartir

El Ortelius volvió de la Antártida y estuvo varios días en Ushuaia con sus ocupantes sin poder descender a tierra, ya que los vuelos que debían tomar fueron cancelados. Por otra parte permanece en rada el Ocean Endeavour, cumpliendo el período de aislamiento antes de ingresar para abastecerse con 200 pasajeros a bordo. El crucero Ushuaia ingresó hoy tras cumplir los 14 días de cuarentena anclado en Moat.

Ayer partió desde Ushuaia con destino a Buenos Aires el crucero Ortelius con unos 120 pasajeros a bordo. Podría ser una navegación normal si es que no fuera que el Coronavirus obligara a tripulantes y pasajeros a permanecer más de un mes a bordo.

De hecho tras volver de la Antártida, amarrar en el muelle de Ushuaia y abastecerse, las personas a bordo llevaban hasta ayer 31 días sin tocar tierra. Y por unos días más continuarán así porque la embarcación emprendió navegación ayer hacia el puerto de Buenos Aires con el objeto de que los turistas a bordo tomen un vuelo charters hacia Holanda.

Con relación a este tema el vicepresidente de la Dirección Provincial de Puertos, Miguel Ramirez dijo que “queremos llevar tranquilidad a la gente porque hay mucha información maliciosa en cierta manera”.

Al respecto manifestó que “los buques que están en la rada son barcos de cabotaje que fueron a la Antártida y esos buques no han cumplido con los 14 días de aislamientos, por lo tanto no pueden ingresar al muelle para poder hacer aprovisionamiento”. “De hecho tenemos barco en el puerto, como es el Ortelius, – dijo ayer antes de que partiera la embarcación – que tiene 31 días de navegación, o sea dos aislamientos juntos. Pero ese barco no tiene vuelos confirmados producto de las complejidades del tema aeronáutico por la cancelaciones de vuelos”. En el caso de este crucero “optó directamente por abastecerse, no descendió ningún tripulante ni pasajero, y salió rumbo a Buenos Aires donde la empresa está tramitando un vuelo chárter especial”.

Al llevar 31 días a bordo de la embarcación, Ramírez indicó que “sobradamente está cumplido el periodo de asilamiento”, pero debido a que “al no tener el operador marítimo los vuelos confirmados de estos pasajeros, no pueden descender”.

Ramirez reiteró en señalar que “entre las medidas restrictivas que tienen los cruceros, es que ningún pasajero, ni ningún tripulante, va descender del barco. Lo mismo pasa con los containeros  y con los pesqueros que también están operando en cabotaje”.

Aclaró que “aquellos buques que tienen un recambio de pasajeros y tienen el asiento y un vuelo confirmado, se aplica el protocolo de seguridad que consiste en ir desde del puerto al aeropuerto, en micro custodiado por la policía y son dirigidos directamente al embarque” en el aeropuerto. El Vicepresidente insistió que eso sólo se va realizar “si son pasajeros que ya han cumplido sobradamente los 14 días de asilamiento ya que no corren ningún tipo de riesgo”.

Otros cruceros en aislamiento

Por otra parte otro de los cruceros que cumple con el aislamiento, es el Ocean Endeavour, el cual retornó de la Antártida y cumple con el periodo de aislamiento.
“Está en rada esperando los días de aislamiento para poder ingresar al puerto”, sostuvo el Vicepresidente y anticipó que “sólo bajarán los pasajeros en caso de que tenga vuelo confirmado”. Caso contrario “se lo va aprovisionar con combustible y víveres con destino hacia Buenos Aires para que la empresa contrate un chárter para la salida”.

En tanto que el crucero Ushuaia entró a puerto en las últimas horas luego de haber cumplido el periodo de aislamiento. Dicho buque estuvo fondeado con 70 pasajeros en la zona de Moat, en la costa norte del Canal Beagle, cumpliendo el protocolo establecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *