Pyme Rionegrina: Como sobrevivir al contagio de la pandemia?

Crédito: Diario Río Negro

Compartir

Las pymes rionegrinas están atravesando el momento más difícil de su historia, nunca la crisis fue tan profunda y distribuida en todo el territorio.

Rio Negro fue golpeada por las distintas crisis nacionales y por desastres naturales como las distintas sequias, cenizas volcánicas, y heladas tardías entre otras. Pero la actual crisis, del Covid-19 golpea sin discreción a las pymes manufactureras y a los comercios, que son las principales fuentes de empleo genuino.

La piña golpea en toda la provincia, pero no por igual.

Por la gran dispersión geográfica, la microeconomía rionegrina es muy diferente desde los andes hasta la costa. Sin lugar a dudas la zona Andina es la más perjudicada y donde la recuperación tardara más en llegar. La dependencia de Bariloche del turismo, hace que su desarrollo pyme, este sustentado en ese sector.

Está finalizando la temporada invernal, y recién en las últimas semanas se observa algún ingreso importante de turistas en el Centro de Sky Catedral, y que según las estimaciones más auspiciosas el nivel actividad es de un 20% con respeto al año anterior, sostenido por el turismo propio de la zona. Lo que implica, es que este año no ingresara la cantidad de divisas que habitualmente ingresan por el turismo extranjero, principalmente del Brasil. De ahí que el sector de hoteles y gastronómicos están atravesando la crisis,  consumiendo el capital generado en las distintas temporadas.

 El Alto y el Valle Medio la situación es diferente. Luego de una buena temporada de la fruta logrando exportarla  (una buena cantidad) antes del comienzo de la pandemia, lo permitió el ingreso de dólares, para pasar el invierno. Pero el golpe vino por lo sanitario, actualmente esta zona está en todos los medios nacionales, dado que esta colapsando el sistema hospitalario. Esto está obligando al gobierno de Arabella Carreras a regresar a la fase 1, pese a la resistencia de los comerciantes. Sin dudas, esta situación de inestabilidad y temor hace contraer aun más el consumo y la salida.

Los movilizaciones de los comerciantes, llegaron a los oídos de los gobernantes, lo que dio como resultado la instrumentación de un ANR (aportes no reintegrables) por unos $ 140 millones para el comercio rionegrino. La primera etapa se llevo adelante en Cipolletti, desembolsando unos $ 18 millones para 250 comercios locales.

El caso de la línea sur, es dada su baja participación económica y la poca influencia del sector privado hace que el golpe pandemico sea menor. Seguramente los municipios tendrá que ser actores centrales para mantener la actividad comercial.

Por último la zona atlántica y valle inferior, recién en estas semana está ingresando el virus por lo cual habrá que monitorear. Viedma particularmente estuvo 70 días en cuarentena sin ningún caso activo, y produjo un desgaste en la población. Como mencionamos en los últimos días, aumento el número de infectados en torno a los 100 enfermos.

Los casos más conocidos, son de trabajadores de distintos ministerios y organismo públicos, lo que obligo a cerrarlos preventivamente, y enviar a los trabajadores a los hogares. También se observo que el municipio hace cumplir estrictamente los horarios reducidos de atención comercial.

Este panorama, obligara al gobierno provincial a idear un programa de reactivación y de salida de la pandemia y a los municipios a intensificar los controles de contagios para evitar retroceder de fases.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *