Siempre igual, el problema es “La Pesada Herencia”

Compartir

Desde el comienzo de la civilización, la herencia fue un problema que se intento de afrontar de distintas maneras, al igual que en nuestros días.

Desde la época de los feudales y monarcas europeos, heredar un trono era un tema de Estado, la continuidad de la sangre real y las disputas entre los herederos fue en muchas ocasiones motivo de controversias y luchas que llegaron hasta la muerte. Sin ser tan tremendista, en nuestra querida Argentina de hoy, esta  pasado algo distinto, pero parecido, “la HERENCIA es un problema”.

Es conocido que todo gobierno nacional que asume, inmediatamente acusa a su predecesor de la mala administración y lo increpa aludiendo el dicho popular “la pesada herencia”.  Esto se observa claramente cuando existe un cambio de color político; desde Menem a Alfonsin, pasando por Duhalde a De La Rua, Macri a CFK y en el actual gobierno (para no ser menos) el Presidente Fernández a Mauricio Macri.

Parece ser que hacen toda una campaña desconociendo el estado actual del Estado, valga la redundancia, y realizando promesas totalmente incumplibles desde el punto de vista económico. Solo para recordar algunos ejemplos; “La revolución productiva” de Carlos Menem, “El que deposito dólares, recibirá dólares” de Duhalde y más cercanos la “Pobreza cero” de Macri o “la tecla que activara la economía o el aumento del 20% a los jubilados”  del actual mandatario. Este tipo de frases o deseos son muy bellos de escuchar y el votante argentino cree o anhela creer. Pero en la práctica, para cumplirlos es necesario una serie de reformas económicas que los gobiernos no están dispuestos a ejecutar dado el alto costo político que implican.  Como mencionamos en este artículo, casi al momento de asumir retrasan todas las promesas electorales aludiendo que “la pesada herencia” es más grande de lo que pensaban, y el resto es historia conocida.

Pero qué pasa, cuando el mismo partido y en algunos casos el mismo gobernante continua? Hay un silencio y cada tanto recuerdan al anterior gobierno (contrario) aunque hayan pasado más de 4 años de su propia gestión.

En particular en Rio Negro pasan algo muy extraño con las herencias, al menos en la actualidad. Como vimos en los informes anteriores del EconomicoExpress, la deuda pública rionegrina, aumento de poco más de 6000 millones de pesos en 2016, a los elevados 33.000 millones de diciembre de 2019. Lo que obligo a la actual gobernadora Carreras, a reperfilar los vencimientos de algunos bonos, para no caer en una cesación de pagos. Pero no hubo (ni habrá) comentario alguno sobre la “Pesada Herencia”, distinto sería el caso si el gobernador hubiese sido Martin Soria.

Otro tema extraño que está sucediendo con “las herencias”, son los legados municipales, que en muchos casos han dejado importantes Plazos fijos en  los bancos, pero que igualmente generan controversias.

El legislador Roquense Juan Martin salió por tuiter diciendo “Los de Roca y Viedma no son los únicos intendentes amarrocadores. Claudio Di Tella recibió la Municipalidad de Cipolletti de manos de Aníbal Tortoriello con un superávit de 230 millones pesos». Y agrego “José Luis Foulkes dejó la municipalidad de Viedma con 350 millones de pesos en el banco” El termino de “amarrocadores” que utilizo el legislador, fue para evidenciar la falta de acompañamiento de estos gobiernos municipales, ante la alicaída actividad comercial, que sufren sus localidades. Más allá que el uso de administrar los recursos son plena potestad de los Ejecutivos municipales, por lo cual no ameritaría una respuesta. Pero el  Municipio de Viedma, respondió por medio de la secretaría de Hacienda, Carolina Brecciaroli y aludió obviamente al termino “La pesada Herencia”, en este caso diciendo que “la herencia recibida es una BOMBA DE TIEMPO”, y comenzó a describir unos aumentos salariales municipales del 63% contra un aumento de tasa de un 30%.

No es materia de este portal entrar en la política local, solamente transcribiremos información:

Los Plazos Fijos existieron en las tres localidades  (Cipolletti, Roca y Viedma) al momento del traspaso de los gobiernos. Viedma tiene una coparticipación bruta (marzo 2020) de $ 57.8 Millones y una masa salarial de 48 millones, es decir una relación de 0.83%. El caso de Cipolletti, la coparticipación, es de 78.7 millones de pesos, contra una masa salarial de 66.7 millones, por lo cual la relación es de 0.85% y algo muy similar sucede con Gral Roca, cuya relación (Coparticipación /Salarios es de 0.86). En síntesis, de estas tres localidades tomadas, se observa claramente que la posición de Viedma es algo más cómoda (sin ser holgada) que las del alto valle y aun muchísimo mejor si la comparamos con Bariloche, cuya relación es 1.4, por lo cual, la masa salarial supera a la coparticipación, y si claramente en ese caso es una PESADA Herencia. Pero por suerte continua el mismo mandatario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.