Tecpetrol renuncia a parte de su millonario reclamo en la Justicia por el gas de Vaca Muerta

Compartir

Tecpetrol, la petrolera de Techint está terminando de negociar con el gobierno una renuncia a parte de su demanda en la Justicia por el gas de Vaca Muerta. El Estado recortaría ese reclamo en unos US$ 450 millones.

El gobierno está próximo a cerrar con el grupo Techint la negociación para que el holding que lidera Paolo Rocca deje sin efecto parte de su millonario reclamo judicial contra el Estado por los cambios que instrumentó la administración de Mauricio Macri en el programa de subsidios al gas que se extrae de Vaca Muerta. Así lo aseguraron a EconoJournal fuentes privadas y gubernamentales.

Tecpetrol, brazo petrolero de Techint, inició en el primer cuatrimestre de 2019 una demanda en sede judicial por la modificación del plan creado por la resolución 46/2017 implementada por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren. Aunque nunca se precisó el monto de ese reclamo, que en definitiva depende de cómo evolucionen los precios reales del gas en la Argentina hasta diciembre de 2021, la cifra total proyectada que está incluida en la demanda supera los US$ 1600 millones.

Por más que el ex secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, intentó corregir los problemas de diseño de la normativa (al no limitar la producción de gas con derecho a ser subsidiada, el plan subestimó el costo fiscal de la iniciativa), Tecpetrol tiene las de ganar en tribunales porque efectivamente la gestión anterior cambió las reglas de juego del programa, según coinciden directivos del sector petrolero, consultores e incluso ex funcionarios de Cambiemos.

De ahí que con la intención de acotar el lucro cesante que reclama la petrolera, funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo iniciaron desde hace dos meses conversaciones con ejecutivos de Techint. Esa negociación ingresó la semana pasada en su recta final con chances reales de alcanzar un acuerdo antes de que finalice agosto.

¿En qué argumentos se apoya la retórica oficial?

El esquema de contratación de gas para cubrir la demanda prioritaria (residencial) que lanzará el gobierno tiene una duración de cuatro años. Y contempla el reconocimiento —vía subsidios del Estado— de un precio del gas en dólares. Asegurarse un boleto para abastecer esa demanda, que será bien remunerada, es importante para productores de gas como YPF, Pan American Energy (PAE), Total, Wintershall Dea, Pluspetrol, CGC, Pampa y también para Tecpetrol.

Más en una economía comprimida como la que espera a la salida de la pandemia en la que la demanda industrial no promete grandes expectativas. Garantizarse, en ese escenario, un ticket para colocar la producción en el mercado de distribución (hogares y PyMEs), que estará blindado con pesos-dólar con garantía del Tesoro, se torna más prioritario aún.

En esa clave, el gobierno planteó a Tecpetrol como condición necesaria para ingresar al nuevo esquema la renuncia al reclamo millonario que tiene abierto en la Justicia; al menos desde ahora en adelante (la demanda inicial es hasta el final de la R46, en diciembre de 2021). En rigor, fueron los ejecutivos de Techint quienes señalaron que no pretendían cobrar por duplicado subsidios de dos programas de estímulo que coexistirán por el próximo año y medio.

Negociación

Lo que resta ahora es definir los detalles técnicos de la renuncia de Tecpetrol en tribunales. Pero el artículo 41 del decreto que creará el nuevo programa de gas parece hecho a medida de la empresa. “A los fines de acceder al presente esquema, el productor firmante deberá presentar en el Sobre N° 1, firmada también por sus accionistas, la renuncia establecida en el Anexo G”, establece la regulación. 

La letra chica de ese anexo está siendo redactada por los abogados de la Procuración Nacional del Tesoro, según pudo saber EconoJournal.

Fuentes gubernamentales explican la cuestión desde cierto sentido común. Aceptan que no es viable exigir que la empresa desestime todo su reclamo judicial. Lo ‘viejo’, es decir, la demanda por el período que va desde agosto de 2018 hasta agosto de 2020, seguirá su curso en la Justicia.

Pero el reclamo por la deuda que se iba a generar entre septiembre de este año y diciembre de 2021 —Tecpetrol actualiza mes a mes en tribunales el monto exigido— será desestimado si la compañía firma el Anexo G del decreto que se publicará en los próximos días.

En los hechos, lo que probablemente suceda es que la petrolera de Techint seguirá cobrando una compensación económica por la producción base de 8,5 MMm3/día de gas —tal como había declarado a Energía, de manera no vinculante, cuando presentó el proyecto Fortín de Piedra, en Vaca Muerta— y desistirá de reclamar una bonificación por la inyección adicional por encima de esa cifra.

Es difícil calcular cómo impactará este acuerdo en las arcas del Tesoro, porque en definitiva dependerá de cuánto produzca Tecpetrol y de cuál sea el precio de mercado del gas en 2021, pero si la petrolera retoma una oferta de 14-15 MMm3/día de shale gas (tal como mantuvo hasta principios de año), la renuncia de la empresa terminaría ahorrándole al Estado un reclamo por más de US$ 450 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *