“Tenemos que ser conscientes de que no somos los únicos que habitamos este espacio”

Compartir


os devastadores incendios en el norte de la Argentina, así como en otras partes del mundo, son noticia de los medios, pero parecen tener aún más eco en las redes sociales, dónde proliferan las imágenes desoladoras de la gran pérdida ecosistémica.

¿Qué diferencias existen entre lo que sucede en estos territorios con la realidad local? La bióloga Carla Pozzi explicó en qué situación nos encontramos en la región, fundamentalmente en vistas de informes preocupantes recientemente difundidos. Asimismo, la especialista instó al trabajo y compromiso comunitario con prácticas sustentables, en el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza.

Hace unas semanas, se publicó el informe Planeta Vivo 2020, que elabora un índice a partir del monitoreo de poblaciones de animales silvestres en todo el mundo desde el año 1970. Los datos recientemente publicados corresponden a registros realizados hasta el año 2016, y muestran un escenario profundamente alarmante: en menos de cincuenta años, se redujo un 68 por ciento de las especies distribuidas en poblaciones a nivel global. Se trata de dos tercios de la vida sobre la tierra aniquilada en menos de una generación.

Consultada sobre esta problemática, y con el fin de conocer la realidad local en relación a estos datos, la bióloga Carla Pozzi, del Departamento de Conservación y Educación Ambiental del Parque Nacional Nahuel Huapi, dialogó con El Cordillerano y señaló que se trata de estudios de “grano grueso”, con una mirada “bien general del mundo, pero que está centrada en lugares donde hay actividades antrópicas de enorme magnitud que impactan severamente en los ecosistemas de las especies que empiezan a desaparecer”.

Según el informe mencionado, las principales causas de estos números son la deforestación, y avance de la frontera agropecuaria que sostiene un sistema alimentario basado en la utilización de agrotóxicos y granjas industrializadas.

De esta forma, la especialista explicó que, en estos contextos, “se van reduciendo los espacios que habitan los animales, que quedan con menos lugares para reproducirse, alimentarse y estar. A lo largo del tiempo esto se traduce en extinciones, donde la biodiversidad se pierde y esos animales no están más en nuestro planeta, lo que es algo gravísimo”.

Ahora bien, en Bariloche: “nuestro contexto de vida es distinto, no es ni siquiera como en el norte del país donde hay muchas plantaciones de soja o grandes hectáreas dedicadas a la actividad agrícola o ganadera. Si viviéramos en Santa Fe por ejemplo, deberíamos hablar de corrimientos locales de especies y de extinción de especies de carnívoros y anfibios” precisó. Si bien la armonía absoluta no existe, Pozzi destacó que “Bariloche como Municipio lindero al Parque Nacional Nahuel Huapi está comprometido cada vez más con temas ambientales”.

Con todo esto, es fundamental que existan objetivos claros de conservación. “La gente usa leña, madera, los frutos, hongos. Muchos pobladores utilizan espacio para tener su ganado como vacas y ovejas. Así y todo nuestra línea de trabajo es que las personas puedan hacerlo a consciencia. Siempre el punto es el cómo lo usamos, porque ya sabemos que las explotaciones grandes hacen desastres y por esto en el contexto mundial pasan estas cosas”.

Así, Pozzi se refirió a cómo muchas de nuestras prácticas en relación con el medioambiente modifican severamente la vida de especies nativas, como es el caso del huillín o el huemul, que son actores claves en el medioambiente que habitamos. “No es que vivimos en armonía tampoco, porque tenemos tensiones de uso. Es necesario dejarle un lugar al otro, porque sé que no soy el único que vive acá. A veces nos sentimos usuarios exclusivos, y esa visión no es cierta, menos en contextos como estos donde hay alta diversidad. Nuestra práctica cotidiana tiene que ser consciente de estas cosas para lograr la convivencia y perdurabilidad en el tiempo” concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *