Weretilneck pide no confundir el caso Vicentin con otras expropiaciones

Compartir

El Senador por Rio Negro, Alberto Weretilneck demuestra que tiene los reflejos intactos de su época de Gobernador, y dice “El gobierno no puede confundir nacionalización de otras épocas con esta estatización. YPF y Aerolíneas Argentinas habían sido empresas estatales en su fundación y regular su sector. Había apoyo popular para que volvieran al Estado y teníamos problemas para cargar nafta y conseguir aviones».

Esta es una de las primeras reacciones políticas luego del Banderazo federal del 20 de junio, que se vio con fuerza en varias ciudades del interior del país y en el Obelisco de la ciudad de Buenos Aires, en defensa de la propiedad privada (según informaron los organizadores) por el caso de Vicentin.

El senador de JSRN aliado estratégico del gobierno nacional y en el  último tiempo cercano a Cristina Fernández de Kirchner, es importante en el senado, pero aun más clave es el diputado del mismo partido Luis Di Giacomo que integra el bloque de Ramón, clave para llegar a la mayoría y al quórum en diputados.

El proyecto de ley para expropiar la cerealera Vicentin que Alberto Fernández anunció hace dos semanas y nunca envió está cada vez con más dificultades de ser aprobado en la Cámara de Diputados. A la resistencia del interbloque federal, referenciados en Roberto Lavagna, el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti y los socialistas santafesinos; se suma la incertidumbre de Unidad Federal para el Desarrollo, la bancada conducida por José Luis Ramón.

Y sin los 8 que la integran llegar a una mayoría sería imposible para el Frente de Todos.

Pero hubo algunas señales a través de sus jefes políticos como fue el caso de Pablo Ansaloni, de Uatre: el secretario general del gremio, Ramón Ayala, recibió a Máximo Kirchner y le comprometió el voto. No parece ir en se sentido el rionegrino Luis Di Giácomo.

Su jefe, el senador y ex gobernador Alberto Weretinleck, aliado del oficialismo en las votaciones, anticipó que no tiene una postura definida y le aconsejó al presidente no avanzar en una expropiación sin respaldo de población, un objetivo nada sencillo después del banderazo de este sábado.

Textuales de Alberto Weretilneck en una entrevista con SenadoTV: «¿Vicentin es el mismo caso? Creo que no. No es monopólica y va a costar mucho para conducir la política agrícola del país. El Gobierno tiene que evaluar si va a poder fijar una política agrícola ganadera del país y si tiene apoyo popular» y agrego «No quiero aventurar una posición, porque el Gobierno no tiene decidido qué proyecto enviar. Cuando lo haga, empezaremos a ver con los diputados (por Di Giácomo). El objetivo central tiene que ser recuperar el dinero que prestó el Banco Nación y el Bice y evitar que pase a manos extranjeras, porque sino quedaría muy concentrado el comercio de granos».

El martes, los jefes de bloque se reunirán para definir si renuevan el protocolo de sesiones remotas y la única condición que anticiparon los jefes de Cambiemos es que no la avalarán si es para debatir la expropiación de Vicentin. Sin lugar a dudas el futuro de Vicentin es abierto, los socios actuales se sienten capaces de sortear el concurso  y actualmente están en total funcionamiento. Y la posición del Gobierno Nacional realmente, cada día es más complicado, sin dudas el presidente Alberto Fernández aposto mucho en esta decisión y de prosperar la expropiación (hoy en duda) el costo político y económico, que deberá afrontar, será altísimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *